Lectores conectados

lunes, 12 de agosto de 2019

El fenómeno de las tienda 'Outlet' comienza a desincharse en España

  • Tras los años dulces, el fenómeno parece haberse comenzado a deshinchar. Mientras el resto de canales han comenzado, a distinta velocidad, a recuperarse, los outlets han anotado las primeras caídas desde que hay registros.  



 

España (EUROPA).- El fenómeno outlet pierde fuelle en España. Veinte años después de la apertura del primer complejo de este tipo en Madrid, el canal de liquidación de stocks se aproxima a su techo en el mercado español. Tras años de intenso crecimiento, la cuota de este modelo sobre el total de las ventas de moda en el país se ha estancado en el 15%, mientras otros canales, como las cadenas, continúan ganando cada vez más parte del pastel. 

El boom del fenómeno outlet en España se estructura a dos velocidades: por un lado, en el canal físico, con el desarrollo en el país de operadores como Neinver o Value Retail; por otro, con la explosión del modelo de liquidación de stocks en la Red, liderado por grupos como Privalia. 

El primer complejo outlet en el mercado español abrió en 1996, una década después de que comenzara a desarrollarse el sector de los centros comerciales en el país. El pionero fue Factory, en Las Rozas (Madrid), hoy llamado Las Rozas The Style Outlets e impulsado por Neinver como un centro de liquidación de stocks para fabricantes. 


publicidad


Un año después, aterrizó en España el grupo británico Value Retail, que hoy opera con los centros Las Rozas Village, en Madrid, y La Roca Village, en Barcelona. Este operador se distanciaba del modelo tradicional de saldos con una oferta de lujo, con servicios y estética similar a las de las principales calles comerciales del país. 

El gran despegue del concepto llegó en la primera década de los dos mil, con aperturas en las principales ciudades del país. En 2002, el primer año del que hay datos disponibles, la cuota de este canal sobre el total de las ventas de moda en España apenas llegaba al 0,8%, según datos de la Asociación Española del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex). 

Seis años después, llegaba ya al 8% y en 2008, el primer año de la crisis económica, ascendió al 11%. La recesión dio, de hecho, alas a este modelo: en la era del precio y el descuento, los outlets eran, junto con los operadores low cost, caballo ganador. Mientras otros canales han comenzado a recuperarse, las ventas de moda en outlets han anotado los dos primeros descensos. Mientras las ventas totales de moda en España caían, el peso de los outlets pasó del 12% en 2009 al 13,4% en 2010, el 14,1% en 2011 y el 14,9% en 2012. En términos absolutos, el canal fue el único que esquivó el descenso durante la crisis, encadenando cada año aumentos de facturación.  



publicidad


Si, en 2001, las ventas de moda en outlets ascendían a 157 millones de euros, cuatro años después llegaban ya a 1.148 millones y en 2008 superaban ya los 2.000 millones de euros, según Acotex. 


En paralelo, irrumpió en España un fenómeno importado de Francia que llevaba el modelo outlet a la Red, pero con una estética cuidada que atrajo a las marcas de moda, cuyos stocks se acumulaban. Eran las llamadas ventas flash, descuentos de sólo unos días, sólo para socios registrados, que permitían liquidar sobrantes sin desgastar la marca. El modelo llegó a España en 2006 con la fundación de Privalia. Un año después, aterrizó en el país Vente Privee (que años diez años más tarde compró la plataforma española). Ofertix, Buytheface, Offerum, Dreivip, Primerieti o BuyVIP (que pasó a manos de Amazon en 2010) fueron otros de los operadores que se sumaron a la ola.


Por su parte, las cadenas, reinas absolutas de la distribución de moda en España, también cuentan con su propia red de tiendas de este formato. En algunos casos, los gigantes han dotado de entidad propia a sus outlets, como es el caso de Fifty, de Tendam, o Lefties, que comenzó como un outlet de Zara, bajo el nombre Zara Taras, y que hoy se ha convertido en una cadena independiente y full price. 

Tras los años dulces, el fenómeno parece haberse comenzado a deshinchar. Mientras el resto de canales han comenzado, a distinta velocidad, a recuperarse, los outlets han anotado las primeras caídas desde que hay registros. En 2017, las ventas de moda en este canal retrocedieron un 2%, hasta 2.696 millones de euros, y el año pasado anotaron otro descenso del 1%, hasta 2.668 millones de euros. La cuota, por su parte, se ha estancado en torno al 15% desde 2012.

Con todo, el fenómeno outlet continúa creciendo en España. Mientras su versión online se ha deshinchado casi por completo (muchos operadores se han quedado por el camino y los que sobreviven están virando su modelo), offline hay nuevos proyectos en marcha que aspiran a comerse parte del pastel. Tras la apertura de Viladecans The Style Outlets en 2016 y Sambil Outlet en 2017, están pendientes de subir la persiana tres nuevos proyectos: Málaga Designer Outlet, el primero del grupo McArthur Glen en el mercado español; Torre Village, en Zaragoza, y Open Sky, que aunque será mayoritariamente full price contará también con una zona outlet.





Únete al Club Empresarial RoiPress y comienza a prosperar, ¿O es que te quieres quedar fuera?





Libre de virus. www.avg.com

Las noticias más leídas