Lectores conectados

lunes, 27 de julio de 2020

Aumento y optimización de la productividad industrial, por Suministros Tomás Beltrán

/COMUNICAE/

La industria española ha vivido sus mejores años desde 2017 cuando los datos apuntaban a la producción del 80% de su potencial industrial. Este porcentaje se puede mejorar mediante la optimización de los procesos de producción


Ajustarse a la demanda de forma eficiente es posible. Aunque los datos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad apuntan a que la productividad alcanza un 80%, según Suministros Tomás Beltrán, aún queda un 20% de margen de mejora. Mejorar la capacidad de producción y adaptarse a la demanda es muy sencillo si la industria cuenta con la tecnología. La tecnología son el elemento más importante de un puesto de trabajo, tanto para aumentar la productividad como para facilitar el trabajo de los empleados.

Controlar los horarios del personal de trabajo es importante. Si tras el análisis de las horas de trabajo se detectan problemas e incidencias en cuanto a la productividad del trabajador, es importante valorar la razón por la que se pierde parte de la productividad. Es probable que debido a un mal funcionamiento de las herramientas industriales de trabajo o debido a la obsolescencia de las mismas, el trabajador no pueda optimizar las horas de su trabajo y que haya desviaciones en las remesas fabricadas.

Al igual que una empresa cuenta con un control periódico que las horas de trabajo del personal de trabajo, también hay que tener datos sobre el funcionamiento de las máquinas, es decir, la actividad de los recursos industriales (horas de trabajo real, incidencias, rendimiento, etc). Un buen control de almacén es también un factor muy relevante a la hora de mejorar la actividad laboral. Saber las existencias de las herramientas de trabajo, la disponibilidad, las roturas, etc. También hay que hacer un análisis del funcionamiento de las máquinas y herramientas para conocer sus rendimientos y defectos.

Todos estos elementos son muy importantes y necesarios de controlar. En la misma medida, es necesario saber lo que cuesta realmente cada trabajo que realiza la empresa, es decir, todas las herramientas neumáticas y accesorios, materiales de seguridad, material eléctrico, mecanismos eléctricos, equipos de protección individual e incluso todas las herramientas y materiales sencillos (tornillos, arandelas, tuercas, ganchos, cables, cadenas, etc).

Por último, una buena forma de mejorar la productividad industrial, el rendimiento y optimizar los procesos de fabricación es realizar proyectos a medida para cada sector y puesto de trabajo. Esto se hace con la finalidad de abastecer a la perfección las necesidades de la empresa. Según el tipo de trabajo que se realiza, los recursos de los que dispone la empresa y las especificaciones técnicas de cada departamento, se realizará un proyecto determinado con el fin de corregir esos fallos de fabricación. Para abastecer con todas las herramientas necesarias, Suministros Tomás Beltrán pone a la disposición de cualquier empresa que quiera mejorar.

Fuente Comunicae



from Notas de prensa en RSS https://ift.tt/39xfNzD
via IFTTT

Las noticias más leídas